Consejos para hacer tu cierre fiscal anual como autónomo

Evita sanciones innecesarias empapándote sobre el procedimiento esencial para hacer tus cierres fiscales. A continuación te ofrecemos unos sencillos consejos que serán la clave para llevar con éxito esta tarea, sin cometer los errores más comunes que te pueden complicar la vida.

Consideraciones previas

  1. Asegúrate de no tener pagos pendientes. Para ello, pudieses revisar las facturas de todos los meses, en especial los últimos seis, ya que es costumbre que alguna operación quede pendiente porque suele pasarse por alto. Recuerda que los gastos tendrán un impacto directo en la deducción del importe. De igual forma, asegúrate de que estos gastos estén dentro del registro contable.
  2. Como bien sabrás, la fecha para el hacer el cierre del ejercicio fiscal del año es hasta el 31 de diciembre, por lo que todo lo deberás tener registrado antes de esta fecha. Toma en cuenta que esté al día el pago mensual a la Seguridad Social que haces como autónomo. A parte de las facturas de venta, deberás verificar si has realizado otros deducibles como donaciones. Recuerda que si tienes seguro de salud también será un deducible al importe.

Pasos puntuales

  • El cierre contable: De forma indispensable debes cerrar la contabilidad y con ello tendrás un estimado confiable de las variaciones fiscales.
  • Utiliza un calendario fiscal: Con este método te ayudarás a tener todos los requisitos tributarios listos y a disposición, sin olvidar nada, y dentro las fechas límites propicias.
  • Pago de impuestos tributarios: Como autónomo, estás obligado a declarar Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), así como el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Tenlos listos y al día.
  • Revisión general: Antes de hacer tu entrega anual, has una ultima revisión de facturas y declaraciones. De ser necesario, acude a la ayuda de una profesional que te pueda despejar alguna duda y te pueda brindar el asesoramiento adecuado.

Estos consejos también te ayudarán a analizar los resultados cuantitativos de tu negocio durante el año, y te servirán para ejecutar cambios necesarios en precios o márgenes comerciales.